Una somera reflexión para la comunidad del Instituto Politécnico Nacional

Es dable advertirle al lector que el tema que nos ocupa, por su trascendencia, me obliga desde un inicio a precisar que su servidor se ha manifestado y está a favor de la reforma educativa recién instaurada por el Constituyente Permanente en nuestra Carta Magna, y es precisamente ese nuevo paradigma constitucional el que me obliga a disentir con la pretendida reforma realizada al Reglamento Interno del Instituto Politécnico Nacional por parte de su Consejo General Consultivo (en adelante “nuevo reglamento”).

TIPOLOGIA DE LA FLAGRANCIA

México es casi el único país que legitima la detención de un indiciado en la flagrancia. Ahora bien, la flagrancia no es el tipo de detención más justo y/o seguro, protector de derechos humanos. Hemos analizado, por el contrario que, en la mayoría de los sistemas acusatorios se exige una causa probable para la detención. No se ignore que el concepto de “flagrancia” incide en el modo de detención no en el tipo de delito. Igualmente, en el proceso acusatorio la flagrancia no impera en la legitimación de la detención sino en las modalidades de un proceso ágil.

LA LIBERTAD ES PRIORITARIA

El control de la detención lleva a la libertad. Descifrar las violaciones a la libertad de los imputados, aun cuando se hayan montado las causales de flagrancia, es el acto sublime de nuestros Jueces de Control. Ordenada la libertad no puede continuar la audiencia, menos aún iniciar un proceso que nació viciado porque, entre otras razones, la Policía y/o el Ministerio Público no pueden sacar provecho de su propio dolo. ¡Qué gran daño han hecho lo que prohíben al Juez tener acceso a la carpeta de investigación! ¡Cuántas ordenes de aprehensión violatorias de derechos porque el Juez no constato los datos!

¿QUÉ PASA CON EL DETENIDO?

No es posible entender la audiencia de control de la detención en México, desde otras latitudes y legislaciones, porque se trata de una audiencia que se crea en y desde la Constitución Federal.

Sin embargo, México crea leyes que son inconstitucionales y, por ende, suscita distintas respuestas cuando se producen, en las leyes, las instituciones que igualmente tienen respuesta constitucional. Es lo que ocurre con el control de detención del imputado en materia penal, porque, siendo una la disposición del artículo 16 en su párrafo séptimo, no es ese sino el artículo 19 el que explica la razón por la cual una persona se consigna con detenido ante el Juez de Control.