ACLARANDO LA ACCIÓN PARTICULAR

memorial de victimas

He sido especialmente crítico con el procedimiento del Código Nacional de Procedimientos Penales relacionado con la víctima. Igualmente he sido claro que dos instituciones pondrán en “juego” el prestigio y la capacidad del Ministerio Público en la implementación del proceso penal en México: el asesor jurídico de la víctima como coadyuvante con el ofendido y, la acción penal particular que desplaza al Ministerio Público.

Enfrentar un asesor jurídico y/o ser desplazado resulta hoy un reto para los agentes del Ministerio Público y, la propia Procuraduría.  La estadística puede revelar, muy pronto, la eficacia del proceso en manos del asesor jurídico y/o la mayor efectividad de la acción penal particular o, por el contrario, la supremacía en la acción del Ministerio Púbico.  Sin embargo, para no dejar la crítica a la acción penal particular, me propongo exponer cómo no es y cómo considero que debe ser la interpretación de ese procedimiento. El proceso debe ofrecer un procedimiento especial encaminado a los siguientes pasos.

Paso Uno. Se interpone la denuncia ante el Juez de Control.  El Juez debe valorar si el delito que se denuncia es o no de acción particular. Caso contrario rechaza la denuncia.

Paso Dos. El Juez de Control convoca a audiencia a las partes para que, ofrecida la prueba, le permitan dilucidar, prima facie, si hay caso.

Paso Tres. Presentes las partes en audiencia ante el Juez, éste procura que las mismas arriben a un medio alternativo de solución de conflicto. El Juez por sí y/o con ayuda profesional procura que las partes se concilien y/o media entre ellas para que lo logren. El efecto de ambos procedimientos puede ser un acuerdo reparatorio (Cfr: art. 187) o la suspensión condicional del proceso (Cfr: art. 191).

Paso Cuatro. Si las partes no arriban a un mecanismos alternativo, el Juez de Control solicita los datos de prueba con que cuentan para comprobar los hechos en  juicio. Discutido lo anterior, las admite o rechaza.

Paso Quinto. El asesor jurídico puede solicitar, además, alguna medida cautelar de protección de los bienes o de las personas y, en su caso alguna medida cautelar real como puede ser el embargo de bienes y/o la inmovilización de cuentas o valores. (Cfr: art. 138).

Paso Sexto.  Con los hechos de la acusación escrita el Juez de Control ordena la vinculación a proceso y/o la no vinculación a proceso.  A su vez –si las admite- ordena las necesarias medidas cautelares reales o personales.  Cuando la prueba y los hechos permiten la vinculación a proceso, incluye también la apertura a juicio y convoca a las partes ante el Tribunal y/o Juez de Juicio.

Paso Séptimo. El Juez de Juicio recibe el Auto de Apertura a Juicio y señala audiencia para juicio oral.  Las partes debe convocar a sus testigos, peritos y demás medios de prueba para su desahogo.

Paso Octavo.  El Juez y/o Tribunal de Juicio abre el debate y el desahogo de los medios de prueba para, al final, permitir la conclusión de las mismas.

Paso Noveno. Finalmente, el Tribunal y/o el Juez de Juicio delibera y resuelve explicando la sentencia.

La audiencia inicial es suficiente para que el Juez controle los mecanismos alternativos, tanto de solución del conflicto como de terminación del proceso.  Se entiende que en la acción particular no existe etapa intermedia, porque no ha exigido tampoco etapa de investigación.  Aunque las pruebas se ofrecen y discuten en la audiencia inicial pueden ser igualmente ofrecidas y debatidas en la audiencia de Juicio oral. 

¿Es posible utilizar este criterio para México? ¿Es posible exigir, igualmente, que haya una etapa formalizada que se cierre, para ofrecer finalmente la acusación? ¿La puede exigir el imputado para preparar su defensa?  Si aplicamos con la doctrina la legislación comparada después de la única audiencia, el Juez remite los autos al Tribunal de Juicio para el desahogo de los medios de prueba ofrecidos.  No hacen falta más plazos ni más etapas.  Igualmente, no puede pedirse la prisión preventiva aunque si alguna medida cautelar de carácter personal y las necesarias de carácter real.

Para México es necesario que el Juez de Control, al remitir los autos ante el Tribunal de Juicio lo haga habiendo dictado el Auto de Vinculación a Proceso.  Esto es así porque el artículo 19,  párrafo quinto de la Constitución Federal dispone que “todo proceso se seguirá forzosamente por el hecho o hechos delictivos señalados en el auto de vinculación a proceso”.  Pero, como la audiencia de juicio se abre con el Auto de Apertura a Juicio debe tratarse de un solo Auto de Vinculación y Apertura a Juicio ¿Cuáles son los pasos dentro de la Audiencia de Vinculación?

Paso Uno. Presentada la denuncia y/o la querella el Juez procura que las partes puedan arribar a un mecanismo alternativo de solución de controversias. Si esto no es posible, convoca a la audiencia.    

Paso Dos. En la audiencia inicial el Juez da audiencia al querellante para que formule imputación.

Un requisito del Sistema de Justicia para México cuando el artículo 19 Constitucional -que al parecer está dictado a aquellos casos en que existe un detenido a la orden del Juez-, dispone que el auto de vinculación “expresará: el delito que se impute al acusado; el lugar, tiempo y circunstancias de ejecución, así como los datos que establezcan que se ha cometido un hecho que la ley señale como delito y que exista la probabilidad de que el indiciado lo cometió o participó en su comisión”.

Se trata igualmente –no lo ignoremos- del principio acusatorio.  Este principio, que se mantiene en el Juicio, se incoa en las audiencias preliminares, como ahora ocurre.  Por ende, es necesario que el querellante exponga, para que sea del conocimiento del querellado, cuál es el hecho que le imputa.  Descrito este en tiempo, modo, lugar, y circunstancias, luego debe analizar a qué tipo penal se adecúa, y, finalmente, las pruebas que ofrece para demostrar no solo ese hecho sino la probable participación del querellado. De ese modo, el Juez puede analizar si el hecho que se acusa es delito y, que el querellado comprenda los alcances de la acusación.

Paso Tres. El Juez ofrece audiencia al querellado, para que responda a la imputación.  Este puede refutar el hecho, la calificación jurídica del mismo o los medios de prueba que se ofrecen por su inidoneidad, impertinencia, insuficiencia.

Paso Cuatro. El querellante puede solicitar medidas cautelares.  Ante esta petición, el Juez debe ofrecer la palabra al querellando para que se pronuncie al respecto.

Por la naturaleza de los delitos que admiten la Acción penal particular y los que igualmente admiten la Acción penal privada, es común que no hayan medidas cautelares, menos aún privativas de libertad. De hecho, sería muy excepcional que a la audiencia se convoque al imputado mediante una orden de aprehensión. 

Paso Cinco. El Juez se pronuncia.  Si vincula ordena a la vez Auto de Vinculación a Proceso y Apertura a Juicio, resolviendo, a su vez, sobre  los medios de prueba que se admiten, aquellos que se rechazan, las medidas cautelares reales –embargo de bienes-, y las medidas cautelares personales. Remite a las partes al Tribunal de Juicio competente y, firme la resolución, envía los autos a ese Tribunal.

Un último tema resulta necesario antes de introducirnos a dos tópicos interesantes como lo son el auxilio judicial y/o ministerial y el propio juicio oral con actor particular es los modos como se puede llegar a la acción particular en el proceso para México.

Primero. En los delitos de acción particular (Cfr: art. 428) se puede llegar a Juicio, denunciando los hechos ante el Juez de Control. 

Segundo.  Se puede llegar a Juicio, mediante acción particular cuando el Ministerio Público solicita el Sobreseimiento (Cfr: art. 327) y el Juez de Control encuentra oposición de la víctima u ofendido.  Si el Juez admite la acusación privada remite los autos a Juicio. El delito debe ser, necesariamente, de acción particular.

Tercero. Se puede llegar a Juicio, mediante acción particular, cuando el Ministerio Público solicita un Criterio de Oportunidad y existe oposición de la víctima u ofendido.  Si el Juez de control no admite el criterio de oportunidad puede admitir la acusación de la víctima y ofendido.

Cuarto. Se puede llegar a Juicio, mediante acción particular, cuando el Ministerio Público archiva, se abstiene u ordena el no ejercicio, y, en oposición de la víctima u ofendido el Juez admite el criterio y argumentos de la víctima u ofendido.  Es común que este procedimiento nazca de la Audiencia de Control de la Acción.  El Juez revoca el archivo, permitiendo que la víctima continúe la acción.

Quinto. Se puede llegar a Juicio, mediante acción particular, cuando en delitos de acción pública que exige la querella, como requisito de procedibilidad, la víctima enderece el procedimiento de acción particular. En estos casos querella, pero informar al Ministerio Público proceder por acción particular.

Mis propuestas de Acción penal particular para México son las siguientes:

 

Desde el Código Nacional de Procedimientos Penales se puede arribar a la Acción penal particular por las siguientes cuatro vías:

Primero. La propuesta del artículo 426 y 428 en relación con los delitos perseguibles por querella y/o con pena privativa de libertad menor de tres años y, aquellos con pena alternativa no privativa de libertad.  En estos casos se sigue el procedimiento al modo como lo he analizado.

Segundo. La propuesta del artículo 258.  Si el Ministerio Público ha ordenado el archivo, abstención, no ejercicio o ha aplicado un criterio de oportunidad y la víctima u ofendido impugna esa decisión, es posible, durante o al final de la audiencia que el Juez permita a la víctima u ofendido privatizar la acción y proceder mediante acción penal particular.

Tercero. La propuesta del artículo 148.  Si el Ministerio Público detiene en flagrancia, realizando la investigación de los hechos, es posible que la víctima u ofendido, dentro del término de 24 horas como se dispone, proponga su interés en presentar la querella, pero que la causa se remita al Juez de Control en Acción particular o privada.

Cuarto. La propuesta del artículo 330.  Si el Ministerio Público solicita sobreseimiento, “si la víctima u ofendido se opone a la solicitud de sobreseimiento formulada por el Ministerio Público, el imputado o su Defensor, el Juez de control se pronunciará con base en los argumentos expuestos por las partes y el mérito de la causa.  Si el Juez de control admite las objeciones de la víctima u ofendido, denegará la solicitud de sobreseimiento”.  ¿Qué pasa si, en lugar de admitir las objeciones, acepta que la víctima proceda mediante acción particular.

Dr. José Daniel Hidalgo Murillo.

Instituto de Investigaciones Jurídicas. Universidad Autónoma de Chiapas

____________________________________________________________

Nota: Agradezco profundamente a mi amigo el permitirme compartir su interesante reflexión.