Corte IDH. Titularidad de derechos de las personas jurídicas en el sistema interamericano de derechos humanos (Interpretación y alcance del artículo 1.2, en relación con los artículos 1.1, 8, 11.2, 13, 16, 21, 24, 25, 29, 30, 44, 46, y 62.3 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, así como del artículo 8.1 A y B del Protocolo de San Salvador. Opinión Consultiva OC-22/16 del 26 de febrero de 2016. Serie A No. 22.

CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS COUR INTERAMERICAINE DES DROITS DE L’HOMME CORTE INTERAMERICANA DE DIREITOS HUMANOS INTER-AMERICAN COURT OF HUMAN RIGHTS  Corte Interamericana de Derechos

DESAHOGO DE LA PRUEBA PERICIAL

¿Cómo se desahoga la prueba pericial desde los protocolos de investigación? ¿Debe recibirse en juicio el informe pericial y tratarse como una documental privada o pública según la naturaleza de la pericia? ¿Debe, necesariamente, interrogarse al perito en juicio? ¿Si el perito ha sido interrogado hace falta, además, la pericia documental?

¿DÓNDE ESTÁN LOS ORIGINALES?

El Senado ha presentado ya la primera reforma al Código Nacional (03-12-14). Si el Código Nacional nos dejaba disconformes la iniciativa de reforma parcial sigue girando en torno a la carpeta. Hemos regresado a 1934 en que la “carpeta” es una consignación que contiene “datos de prueba” con la prueba que ha “desahogado” el Ministerio Público. No les extrañe que pronto regresemos a la “fe ministerial” que, como sabemos, era “fe policial”.

TIPOLOGIA DE LA FLAGRANCIA

México es casi el único país que legitima la detención de un indiciado en la flagrancia. Ahora bien, la flagrancia no es el tipo de detención más justo y/o seguro, protector de derechos humanos. Hemos analizado, por el contrario que, en la mayoría de los sistemas acusatorios se exige una causa probable para la detención. No se ignore que el concepto de “flagrancia” incide en el modo de detención no en el tipo de delito. Igualmente, en el proceso acusatorio la flagrancia no impera en la legitimación de la detención sino en las modalidades de un proceso ágil.

LA LIBERTAD ES PRIORITARIA

El control de la detención lleva a la libertad. Descifrar las violaciones a la libertad de los imputados, aun cuando se hayan montado las causales de flagrancia, es el acto sublime de nuestros Jueces de Control. Ordenada la libertad no puede continuar la audiencia, menos aún iniciar un proceso que nació viciado porque, entre otras razones, la Policía y/o el Ministerio Público no pueden sacar provecho de su propio dolo. ¡Qué gran daño han hecho lo que prohíben al Juez tener acceso a la carpeta de investigación! ¡Cuántas ordenes de aprehensión violatorias de derechos porque el Juez no constato los datos!

¿QUÉ PASA CON EL DETENIDO?

No es posible entender la audiencia de control de la detención en México, desde otras latitudes y legislaciones, porque se trata de una audiencia que se crea en y desde la Constitución Federal.

Sin embargo, México crea leyes que son inconstitucionales y, por ende, suscita distintas respuestas cuando se producen, en las leyes, las instituciones que igualmente tienen respuesta constitucional. Es lo que ocurre con el control de detención del imputado en materia penal, porque, siendo una la disposición del artículo 16 en su párrafo séptimo, no es ese sino el artículo 19 el que explica la razón por la cual una persona se consigna con detenido ante el Juez de Control.

No todo derecho fundamental es derecho humano:

He sostenido una conclusión compleja en mi último ensayo: no todo derecho fundamental es derecho humano.

No me deja de dar pena decir esto porque tengo claro que los derechos humanos deben ser derecho fundamental. Se suma el daño que se causa –en relación con los derechos de la víctima, en relación con la reparación del daño, en relación con la seguridad- cuando se protegen como humanos derechos que son simplemente procesales. Por eso debo dar una explicación para no confundir.

ACTA Y/O ACTO PROCESAL

El acta fue, por muchos años, el principal medio procesal para demostrar o conservar un dato de prueba. Las inspecciones de lugares, objetos, personas y cosas se demostraban con el contenido del acta como documento, por lo general público, aunque era posible demostrarlo, igualmente, a través de documentos privados que no fueran cuestionados en audiencia y/o con acta notarial.