LA LIBERTAD ES PRIORITARIA

El control de la detención lleva a la libertad. Descifrar las violaciones a la libertad de los imputados, aun cuando se hayan montado las causales de flagrancia, es el acto sublime de nuestros Jueces de Control. Ordenada la libertad no puede continuar la audiencia, menos aún iniciar un proceso que nació viciado porque, entre otras razones, la Policía y/o el Ministerio Público no pueden sacar provecho de su propio dolo. ¡Qué gran daño han hecho lo que prohíben al Juez tener acceso a la carpeta de investigación! ¡Cuántas ordenes de aprehensión violatorias de derechos porque el Juez no constato los datos!